PUERTA DEL SOL EN TIWANAKU


LA PUERTA DEL SOL EN LA CAPITAL  DE TIWANAKU

 

WALDO VILLAMOR MICHEL  LP-2010

 

 


 

Consideramos que una de las primeras referencias con relación a la llamada actualmente “Puerta del Sol”, se encuentra en la crónica de Pedro Sarmiento de Gamboa ( 1572), cuando nos dice que Wirajocha en Tiwanaku: ”esculpió y dibujó en unas losas grandes todas las naciones que pensaba criar”).

 

Tadeo Haenke, en 1794, viajo a Tiwanaku, producto de ello fue la primera reproducción de una de las figuras de la puerta monolítica, que por entonces habría estado tumbada.

 

El año 1825, José Rey de Castro, escribe acerca de la visita del Libertador José Antonio de Sucre, a la ciudad  prehispánica de Tiwanaku, relatando  que el Libertador: “recomendó encarecidamente a las autoridades locales que le acompañaban en la satisfactoria contemplación de aquellas preciosas reliquias, pusiesen el mayor esmero en cuidar de su conservación. Interesole especialmente una piedra grande y cuadrada en cuya faz principal se veían esculpidos jereolíficos  y figuras, a semejanza de los egipcios, dispuso que se le diera una posición adecuada para preservarla de todo daño, pero que no dificultase a los curiosos visitantes la indagación y estudio de aquellos grabados simbólicos, lo que se conseguiría dijo dando a la piedra una posición conveniente, inclinándola sobre fuerte apoyo hasta formar ángulo obtuso con el terreno en que descansaba” (Rey de Castro 1939). Si bien no se hace una referencia directa a la Puerta del Sol, se considera que esta habría sido el motivo principal de la preocupación del General Sucre.

 

D´Orbigny, hacia 1833 afirmaba que la puerta lítica se encontraba tumbada, lo que significaría que la orden dada por el Libertador Sucre, no se habría cumplido con mucho esmero y continuaba tal como la vieron en el siglo XVIII, o inclinada como anotaba Rey de Castro, al escribir que la colocaron ocho años antes: “sobre fuerte apoyo hasta formar ángulo obtuso con el terreno en que descansaba”. (Alcides D’Orbigny).

 

Mariano Eduardo de Rivero, durante su visita a Tiwanaku, alrededor del año 1842, tuvo la oportunidad de observar la “Puerta del Sol”,  publicando en su obra titulada  Antigüedades peruanas, una lámina de la mencionada puerta donde la muestra con cinco hileras de las figuras aladas en su friso..

 

Francis de Castelnau, a fines de 1845, visitó Tiwanaku dedicándole a la puerta del sol una lámina en su atlas, en la que se destacan las figuras laterales de la mencionada puerta.

 

Bartolomé Mitre, el año1848, aseguraba que en el friso de la  Puerta del Sol, se había tallado la figura del dios sol.

 

E. Squier George, a consecuencia de su visita a Tiwanaku el año 1863, procedió a describir los monumentos arqueológicos y elaboró un plano de las ruinas, mostrando dentro del templo de Kalasasaya el lugar donde se encontraba la llamada puerta del sol, el cual lo reproducimos por la importancia de tener una referencia de su ubicación y que coincidentemente corresponde a la que ocupa en la actualidad.

DIMENSIONES DE LA PUERTA DEL SOL

 

Unas de las primeras medidas de la puerta provienen de las llevadas a cabo por; De Rivero y Tschudi, quienes las expresaron en pies:

Altura total                             10        pies

Ancho total                             13        pies

Altura de la puerta                 6        pies     4          pulgadas

Ancho de la puerta                 3        pies     2          pulgadas

(Rivero y Tschudi 1939).

Para el famoso americanista Juan Pouget, la Puerta del Sol, medía 13 pies 5 pulgadas de longitud por más de 7 pies 2 pulgadas de altura

Por su parte Francis de Castelnau, describe a las puertas tanto del Sol como de La Luna, como dos grandes portales de tres metros y medio de altura .

La arquitecta Gloria Terrazas en su obra titulada Contribución preliminar al estudio de la metrología de la cultura de Tiwanaku, consigno las dimensiones de la puerta del Sol: en base a metomas  o cuadrantes, dándole un valor de 0.2125 m,  por metoma, de donde copiamos a continuación  algunas de las medidas en metros:

 

Altura total de la puerta                      2. 97. 50 m

Ancho total de la puerta                       3. 86. 06 m

Altura del vano                                         1. 82.  m

Dintel                                                             0. 50   m

Ancho de la luz                                           0. 84   m

Altura de la figura central                      0. 84   m

Altura del friso                                            0. 83   m

Por otra parte conviene resaltar que la mencionada investigadora a raíz del trabajo propuesto llega a la conclusión que en Tiwanaku no solo conocían el número tres, sino que conocían la geometría y la matemática como la conocían los egipcios o los griegos.

 

INTERPRETACIONES DEL FRISO DE LA PUERTA DEL SOL

 

A continuación procedemos a transcribir una serie de interpretaciones que se efectuaron en diferentes épocas, tanto  por científicos, viajeros, místicos, astrólogos y otros en torno a la iconografía tallada en el friso de la monumental portada lítica conocida actualmente con el nombre de Puerta del Sol. Puntualizando que la intención no fue la de agotar toda la bibliografía existente sobre el tema, sino presentar las hipótesis que consideramos más interesantes tanto por el ingenio empleado, como por la extravagancias planteadas por sus autores.

Uno de los primeros viajeros que mostró interes en torno a la Puerta  fue el ilustre viajero (D´ Orbigny, quien  consideró que la figura central de la Puerta del Sol, representa a un rey  que sostiene en sus manos dos cetros en representación de los  poderes  religioso y político.

 

Como resultado de su visita a Tiwanaku el año 1854 el estudioso francés Castelnau, escribió que en la parte central del friso de la Puerta del Sol: “se encuentra una figura representando seguramente al Sol y a cada lado tiene numerosos carteles que encierran personajes arrodillados… unos llevan cabezas humanas coronadas y otros tienen cabezas de grifos… debajo de las figuras del monumento de Tiwanaku, se prolonga una serie muy bien ejecutada de signos, probablemente simbólicos, entre los cuales el sol parece en primer rol

 

No menos interesante son las observaciones realizadas en torno al friso  de la Puerta del Sol, por Belisario Díaz Romero, para quien la iconografía representa una escena mítica – astronómica: cuando afirma que el personaje central  “ está de pie sobre un carro fantástico, como significa el gravado relativo; todo aquel ornado y cubierto de vestiduras en que parece indicarse sus múltiples atributos. Empuña en cada una de sus manos un cetro, parecido a un haz, unas veces, o a un arco otras…la cara del dios está esculpida en hueco; sus ojos semejan dos cortadillos con sus asas afuera y representando alas y en su fondo dos cabezas de onza o jaguar; sobre sus mejillas parecen deslizarse dos o tres lágrimas redondas; se diría que el personaje llora; la boca es hueca y cuadrada y la nariz saliente, aunque desnuda. La cabeza está rodeada de una greca o diadema y después una aureola de jaguares, entre los cuales quedan colgados dos anillos… donde el dios Sol empuñaría el doble cetro del calor y de la luz con que vivifica el mundo de su dominio; a sus costados corren hacia el los demás astros sus subalternos o planetas, personificados bajo la figura de reyes alados presentándole el cetro único que rvela el poder limitado, o la función única que desempeña cada cual en el sistema solar. Los cóndores sus mensajeros o ministros – reyes, ocupan el centro de la serie de los otros : planetas mayores y menores, como los intermediarios entr ellos; representarían a los cometas, astros de vuelo más rápido y profundo, como que las aves aquellas hasta por su cola asimilan mejor la idea… Nótase que circunvalan al Sol doce cabezas de jaguares  – titis en aymara -, puestas contorneando el cuerpo del Dios; simbolizan, a no dudarlo, los doce signos del Zodiaco, que recorre el sol en su curso anual. Las cuatro estaciones deben estar significadas por la serie de cabezas de cóndores, puestas de cuatro en cuatro en la última e inferior hilera de grabados, las hileras son también cuatro y éste número está expresado en los más de los detalles, y aún en la forma cuadrada de los rostros: acaso se refiere también al Tahuantinsuyu, que se componía de cuatro distritos geográficos”.

 

Federico Diez de Medina, escribió que: “ el minucioso estudio de los grabados esculpidos, en alto y bajo relieve en el pórtico tiwanaquense, nos lleva al convencimiento de que en ellos se halla simbolizada una idea definida y netamente guerrera. Pues en primer término se destaca: un gran guerrero, el Apu Willka, Mallku-Willka-Siripaka, WillKa-Lamiri, Werajocha u otro jefe de alta jerarquía, al cual rinden pleito homenaje los Apus y Mallkus del Llipitama (Generales y Jefes del Ejército), presentándole sendas armas”. Basando ésta afirmación: 1)  en las armas que según Diez de Medina portan el “Gran Guerrero”, ubicado en la parte central y los jefes guerreros de su ejército que se encuentran a sus costados; 2) en la presencia de cabezas trofeos; 3) el uso de tocados cefálicos “ emblemas de jerarquía, mando, bravura, sexo o simples adornos; 4) las máscaras totémicas.

 

Greslebin 1959, para el mencionado autor en la puerta se encuentra: “la traducción gráfica en un relieve ornamental de los capítulos IV  y  V del Apcalípsis de San Juan La Adoración del Cordero”.

H Bellamy y P Allan 1959, afirmaron que en la Puerta del Sol, estaba esculpido un calendario que se remontaba a un tiempo en el que la Tierra aún no tenía por satélite a la Luna.

 

Fritz Buck 1937, a su entender se halla representado en el friso el calendario maya

 

Franz Hochleitner 1957, encuentra en la puerta la representación de un calendario solar-lunar.

 

Ibarra Grasso, afirma que: “la interpretación calendárica de la Puerta del Sol, de Tiahuanaco, hecha por el Ing. Arthur Posnansky ( el año 1918) fue sin duda la mejor, la única válida “ Añadiendo que la figura central representa el equinoccio de primavera que comenzaba el 23 de septiembre del calendario solar tallado en la mencionada puerta.

 

Asimismo para Ibarra Grasso, en la Puerta del Sol: “no hay duda posible que allí se usaba un calendario con 360 días básicos, repartido en doce meses de treinta días cada uno”.

 

Jorge Miranda, después de un minucioso análisis de las figuras representadas en el friso de la Puerta del Sol, asegura sin mayores titubeos que los relieves: “corresponden a un sistema calendario que toma en cuenta la astronomía y la astrología reflejando así la cosmovisión de las culturas andinas. Se trata de un calendario helio-lunar  donde los movimientos lunares sidéricos y sinódicos se ajustan al año solar…El calendario aymara utiliza los planetas Venus, Mercurio y Marte, además del Sol y la Luna.

 

Reynaldo B. Santa Cruz, entre otras consideraciones supone que en Tiwanaku: “  existía un cómputo de períodos de tiempo mayores que 1 año. Creemos que éste cómputo ésta registrado en la misma Puerta del Sol, en períodos de 24 años. Si observamos la corona de la figura central comprobamos que ésta compuesta de 24 radios rematados por círculos y motivos zoomorfos. En ésta secuencia, cerraban una era y comenzaban otra cada 24 años.

 

Al contar el bisiesto cada 5 años ocurría que en un lapso de 20 años se hacía el cómputo de 4 días adicionales, y cuando llegaban al año vigésimo cuarto que culminaba un ciclo, se hacía el ajuste con dos días adicionales, completando la cuenta y balanceando la diferencia. Estos dos días que cerraban un ciclo se hallarían también representados en la figura central de la Puerta del Sol, en los dos báculos que sujeta el majestuoso personaje, Kon Tiki Virakocha  o Pachay Achachi, Regidor del Tiempo y del Universo”.

 

Para el l ingeniero Xavier Amaru Ruiz, los símbolos de la Puerta del Sol: “son los que conforman el Lenguaje Lógico Tiwanakota o LLT: al combinar símbolos con geometría (triángulos, rectángulos, cuadrados, círculos, semi-círculos  y símbolos zoomórficos), de la manera en que está estructurado, se asemeja a un lenguaje cibernético moderno similar a un Pascal, Asemmbly o C, ya que de acuerdo a su estudio, tiene una estructura policoncéntrica” .

  

Guillermo Langue escribe que: “para los hijos de la aurora, para los Wirakochas primigenios que moldearon los gigantescos monolitos y majestuosos monumentos como la Puerta del Sol de Tiwanaku, lo más importante era el ser humano, su destino cósmico universal, su transformación en “Hijo del Sol”, y su fusión con dios simbolizado por el Sol, no otra cosa significa la extraordinaria representación del hombre de la la faz resplandeciente, del hombre Sol y de los seres alados que lo veneran ostentando los atributos sagrados de la Mágnum Opus o Gran Obra interior…sintetizan la enseñanza del friso diamantino de la Puerta del Sol: el cetro de los reyes, las alas sobre la espalda,el Sol, la corona, el hacha  y las escenas de decapitación.

 

Eduardo Cortés, encuentra en Tiwanaku dos valores constantes para construir una pirámide a partir de la construcción de una circunferencia, puntualizando que ambos valores se encuentran en la Puerta del Sol: once unidades en el meandro central y siete unidades en la altura del ingreso de la puerta  y desde el punto central de la puerta hacia arriba.

 

PROCEDENCIA DE LA ANDECITA DE LA PUERTA DEL SOL

 

Ponce Sangínes (1970) considera que la rocas de andesita utilizadas en los monumentos de Tiwanaku, procedían de las cercanías de Copacabana, y que su traslado se efectuaba utilizando la navegación lacustre: “ el itinerario más prolongado para el transporte por vía acuática de los líticos andesíticos, admitiéndose la explicación que se los despachaba de un punto próximo a la localidad de Copacabana, comprendería primero rumbo norte para atravesar el estrecho de Yampupata, que alcanza una profundidad de un centenar de metros. D allí se habría virado a estribor en dirección sureste para cruzar el estrecho d Tiquina, hasta adentrarse hasta la porción meridional del lago, doblando luego en sentido suroeste, tomando rumbo hasta la punta de Taraco. Por último, entrando al golfo de Guaqui y desembarcando en Iwawe.

 

ANALISIS FISICO-QUIMICO DE LA ANDESITA

 

La Puerta del Sol fue tallada en andesita volcánica gris, la cual es una roca de una densidad de 2.42l. Posnansky, la define como una andesita hornbléndica biotítica con matriz vítrea:” honablenda andesítica, lava vidriosa y durísima” (Posnansky 1932). Mientras que para Díaz Romero, la Puerta habría sido hecha en un bloque de traquito (Díaz Romero 1939; Pouget: 1939 .Con relación a al termino traquita no se lo debe tomar como sinónimo de andesita puesto que el primero se refiere a las rocas de tipo de las sienitas, mientras que las andesitas corresponden a las dioritas.

 

 


 

 

UBICACION DE LA PUERTA DEL SOL

 

 

Arturo Posnansky, considera con referencia al Templo de Kalasasaya que : “existe en el interior del templo, otro Kalasasaya pequeño en forma de un templete semi-subterráneo con paredes escalonadas en su interior…lo más importante lo que hasta ahora hemos llamado bloque de observación, y que en su tiempo, como lo indican las muescas que aún ostenta en su superficie, tuvo una superconstrucción, sobre la cual según nuestro criterio debió colocarse el bloque que en la actualidad llamamos Puerta del Sol”.

 

1815 M. E. de Rivero muestra a la derecha de la Puerta del Sol, otra portada que de acuerdo al arqueólogo Ponce Sangínes, podría haber correspondido a la  conocido con el nombre de la Puerta de La Luna, al ingreso del cementerio del pueblo, en la colina de Santa Barbara, conocida también como el cementero de los variolosos, el traslado de esta al mencionado lugar se efectuó según Ernst Middendorf, aproximadamente el año 1837  por el corregidor Marcelino Guachalla. .

 

1911 Bandelier fue el primero que se refirió al templo que contiene a la Puerta del Sol, con el nombre de Kalasasaya.

Posnansky , considera que el templo de Kalasasaya, estaba dedicado al Sol mientras que el de Pumapunku lo era al culto de la Luna y que la citada Puerta del Sol se encontraba a unos metros de su posición actual hacia el Sur, indicando a su ves que entre 1903 – 1904, la misión Crequi Montfort, al practicar una trinchera de Este a Oeste que a su vez pasaba por el centro del mencionado templo de Kalasasaya, puso al descubierto algunas estructuras líticas entre las cuales se hallaba: “ un bloque de cierta traquita especial sumamente rara…que está en la parte más alta del templo, forma la coronación de la pared externa Oeste del sanctísmo y como tal estaba destinada según nuestro criterio, para servir de basamento a la Puerta del Sol “.Asimismo al referirse al edificio en el que se encontraba la Puerta del Sol, y lo denomina sanctisimo, lo describe a su vez en forma de un pequeño templo semi-subterráneo y anotando que en base a los restos de los muiros que él pudo observar, llegó a las siguientes conclusiones: las medidas exteriores del mismo habrían sido las siguientes:  setentidós metros con diez centímetros de largo y sesenta y cuatro metros de largo con veinte centímetros de ancho…se compone en su circunferencia de tres terrazas que a su vez forman  tres escalones, afirmando que:” las terrazas han servido únicamente para sostener las paredes internas y por ello solo tuvieron un ancho de más o menos de cuatro metros con cuarenta centímetros… llevaron quizá tal como en el templo del primer período al ser concluido, cabezas incrustadas de esculturas humanas. Este aserto se funda en el hecho de haberse hallado en el recinto y fuera de él, bloques finamente esculpidos en la técnica  y con el material del tercer período, que ostentan en alto relieve caras humanas ( Posnansky 1932: ver también Barnadas 2002).

 

Consideramos también importante transcribir  los siguiente párrafos relacionados a las técnicas construcción empleadas en el recinto llamado sanctisimo: “algo muy sugestivo en el interior que describimos, es que más o menos al interior de la plataforma superior de la escalera monumental o mejor dicho a la cota de altura que en todo el palacio corresponde al nivel de la citada plataforma, se halla una gruesa capa de un sedimento blanco gredoso, de una especie de caolín o quizá cal de agua dulce…lo que es más probable, el material de que se compone ésta capa  blanca, fue conducido allí por la mano del hombre para formar en el interior un piso albo, bien apisonado que debió dar al interior del edificio un aspecto sumamente atractivo… en la región de la línea donde se halla la zanja de sondaje abierta por la misión Crequi de Montfort en 1903, y más o menos al centro de Kalasasaya . Como ya hicimos notar, hallóse en ésta zanja, además de los bloques longitudinales y labrados de tamaño considerable, una escalera monolítica de dos peldaños, que sin la menor duda, pertenecían a una construcción intermediaria entre un nivel inferior y otro superior, o sea, posiblemente el acceso a la explanada hacia el punto de observación del tercer período, el lugar previsto para la erección de la Puerta del Sol” (Posnansky 1932).

 

Ibarra por razones astronómicas y calendáricas considera que La Puerta del Sol: “debía haber estado ubicada mirando hacia el Oeste” (Ibarra 1982). Asimismo y de acuerdo con Posnansky, afirma que tanto la pared balconera o del Oeste y la puerta en cuestión fueron contemporáneas en su ejecución.

 

Esta construcción arquitectónica escribe Díaz Romero: “ era otro mound- builder de unos tres metros de altura al que se ascendía por unas gradas bastante angostas…el frente de esta portada da, igualmente que otros edificios, siempre al sol naciente” ( Díaz Romero 1939).

 

La Puerta del Sol, en la actualidad se encuentra situada en la parte lateral izquierda del templo de Kalasasaya, vale decir delante del muro denominado la Pared Balconera, con el paramento frontal donde se encuentra labrado el friso con dirección hacia el Sur.

Hasta la fecha no existe seguridad si ese fue el sitio en el que originalmente estaba colocada.

Originalmente la Puerta habría estado cubierta con planchas trabajadas en oro, al igual que otras portadas líticas del sitio arqueológico,  al respecto el arqueólogo  Max Portugal Ortiz, encontró pequeños clavos de oro en excavaciones realizadas en el templo de Pumapunku, que encajaban perfectamente en los pequeños orificios practicados a lo largo de las figuras geométricas talladas. Posnannsky, relata que en el Museo Nacional de Arqueología se encontraba un bloque lítico con cinco clavos de oro: “ incrustados tan fuertemente, que no han sido posible extraerlos del bloque de piedra”(Ver Barnadas 2002:626; Posnansky 1932: 141)..

ICONOGRAFIA DE LA PUERTA DELSOL

 

En la greca inferior de la Puerta del Sol existe presencia de figuras de cóndores, mientras que el la de la Puerta de la Luna, están representadas cabezas de peces.

La figura central o el señor de los báculos, encontrada en una laja procedente de Llojeta, según Posnansky correspondería a la figura de la puerta de La Luna,  es interesante que la mencionada figura está adornada con cabezas de peces (Ver Ibarra 1982:315).

 

CRONOLOGIA DE LA PUERTA DEL SOL

 

La Puerta del Sol habría correspondido a la IV época o clásica de Tiwanaku, según la cronología de Ponce Sangínes, a su vez el arqueólogo peruano Roger Ravines, señala que la misma fue trabajada en el estilo clásico (Ver Ponce 1961: 19; Ravines 1982: 204).

 

 

 

*********************************

EL AUTENTICO AMIGO ES EL QUE SABE TODO SOBRE TI Y SIGUE SIENDO TU AMIGO   (k. Cobain).

 

*********************************

 

 

 

 

15 pensamientos en “PUERTA DEL SOL EN TIWANAKU

  1. Muy buena informacion la verdad no tenia mucho conocimiento
    sobre esas hipotesis que son de gran significadoo. gracias…!!!
    por publicar cosas tan importantes para los bolivianos…

  2. Los felicito por el blog es excelente, de gran seriedad y conocimiento por parte de quienes lo hacen.
    Por mi parte, me decepcionó no encontrar ninguna foto en imágenes en google son cientos, ni en enciclopedias de historia, donde una persona estuviese parado dentro de la pequeña puerta eso nos da enseguida la relación del tamaño del monumento ¡¡¡al no conocer las medidas, cosa que ustedes lo detallan en forma simple y académica .

    Nota si alguien tuviese foto dentro de la puerta y me la enviase a mi E.mail se lo agradecería infinitamente.

    Sintiéndome imposibilitado de viajar a contemplar esas maravillas les mando un cordial saludo.

    Jose R Lorenzo

    • El personaje central del friso de la Puerta del Sol, lleva el rostro cubierto con una máscara, en cuanto a la iconografía de los ojos, sería interesante que consultaras las obras de Arturo Posnansky. Saludos. WVM

  3. Aunque Eduardo Cortes no vio indicios del numero phi o de la quintuplicacion geometrica de superficies, yo si los vi obteniendo la constante que el mismo encontro en tiwanaku de 7/15.
    Lo hice insertando en la puerta del sol cuadrados de lado 2.618 (phi al cuadrado) de lado 1.122 (phi al cuadrado menos raiz cuarta de 5) y de lado 1.495 (raiz cuarta de 5).
    El area de la parte baja son dos cuadrados de lado 2,618 menos la quinta parte (la entrada de 2.618×1.047) es de 10.966 que son 4.904 cuadrados de lado raiz cuarta de phi.
    El area de la parte alta es 1.122x2x2618=5.878 que son 2.628 cuadrados de lado raiz cuarta de phi. La suma de las dos partes es 8-7/15, faltan 7/15 para 8 que es el area del trapezoide sobre la parte alta del que cabe señalar que se puede transformar en un rectangulo de la misma altura y base 2 veces raiz cuarta de 5.
    Aproximaciones a pi: de una esquina inferior de la puerta a la esquina inferior opuesta de la entrada hay 6/5 de 2.618=3.1416 (aproximacion a pi por medio de phi al cuadrado), 15 por 8 es 120 y la aproximacion a pi de Ptolomeo es de 377/120, 15 por 8-7/15 es 113 y la aproximacion a pi china es de 355/113, la diferencia entre los dos numeradores es 22 que entre 7 (15 por 7/15) es la aproximacion a phi con razon de enteros pequeños.
    La quintuplicacion: los cuadrados que he comentado se encuentran en parejas, con una pareja de cuadrados iguales se puede hallar geometricamente phi y la quintuplicacion de areas, ese es uno de los motivos por los que la entrada es un quinto del cuadrado de lado phi al cuadrado.

    Soy investigador de matematicas en la antiguedad me podeis encontrar por Ignacio Colmenero Vargas o bien por mi seudonimo Diego Santanna de Landa, o escribiendome a inv.diesel@gmail.com, agradeceria mas informacion de la zona, gracias.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s