CORSARIO LAURA


 

 

 

CORSARIO BOLIVIANO “LAURA” DE 1879

 

 Por: CN. SP J.A. Zurita Eguino

 Al estallar la guerra  1879, la Escuadra Chilena estaba constituida por los blindados “BLANCO ENCALADA”, “COCHRANE”, las corbetas “ESMERALDA” , “ABTAO”, “O`HIGGINS” y “CHACABUCO” y las cañoneras “MAGALLANES” y “COVADONGA”, los vapores  mercantes “TOLTEN” y otros buques de menor tonelaje, los buques nombrados anteriormente  se encontraban en regular condiciones  a excepción del “Cochrane” y “Blanco Encalada” y el “Magallanes”.

La escuadra Peruana al estallar la guerra contaba con los blindados “HUASCAR” y “INDEPENDENCIA” ,los monitores “MANCO CAPAC” y “ATAHUALPA” , las corbetas “UNION  y “PILCOMAYO”.

Bolivia en 1879, no tenía una escuadra naval de gran envergadura, la pequeña marina de guerra que tenia hasta 1875, constituida por guarda costas “Gral. Sucre”1844, el bergantín “María Luisa”1872 y el cañonero el “Morro” 1875 fue disuelta,  salvo algunas embarcaciones menores que realizaban transporte mercante de cabotaje. Bolivia ante la desigualdad de fuerzas con el invasor el gobierno de 1979  actuó con una la única lógica posible al caso, Intentar la guerra del corso contra el enemigo,  ratificando lo que ya se intento el 1º junio de 1886  que se dictó el Reglamento de Corsarios, como consecuencia de las agresiones dirigidas por el gobierno de España contra los tres estados de la América Bolivia, Chile y el Perú.

Con fecha 26 de marzo de 1879, el gobierno de esa entonces firmaba un Decreto Supremo por medio del cual legalizaba el otorgamiento de  patentes de *corso contra los buques que navegaran con bandera chilena y contra el comercio mercante chileno, fuera o no contrabando de guerra y que estuvieran a bordo de buques neutrales. El Decreto incluía un reglamento de 16 artículos por los debería regirse la guerra del corso. La noticia del  Decreto llego a las potencias lo cual causo desagrado a los gobiernos de EE.UU. y de Inglaterra siempre aliados de Chile, los reclamos de estos gobiernos presentaron a través  del Ministro de Relaciones del Perú para que interceda con su embajador en Bolivia al gobierno de este país, para que no expida patentes de corso,  no solo causaría daños a chile además no era de agrado de los EE.UU ni de la mayoría de las naciones de Europa.

EL CORSARIO “LAURA”   

Aproximadamente entre 1ro De marzo  de 1879 (declaración de guerra de  Bolivia a Chile) y el 5 de abril de 1879 (Declaración de guerra de Chile a Perú y Bolivia)  personal de la marina del Perú, Narciso y Guillermo García y García, Nicanor Asìn,  Enrique Taboada y Alejandro Saury, se pusieron en contacto con algunos diplomáticos bolivianos residentes en Lima para armar un corsario bajo bandera de Bolivia con la idea que posteriormente se formaría una escuadrilla corsaria con las naves capturadas por medio de una serie de golpes  a la escuadra chilena. Para tal objetivo se compro el vapor “LAURA” estimando apropiado para cumplir la misión, se proveyó de carbón y víveres necesarios para un raid proyectado, además se consiguieron ocho pequeños cañones para armarlo en guerra. Paralelamente se debía contratar personal para conducir el buque y lograr éxito en la empresa.

El corsario “Laura” una vez equipado y artillado se transformaría en cañonero “Antofagasta” cuya primera acción de  guerra planificada consistiría en la captura  del vapor chileno “Itata” en la noche del 22 de marzo de 1879, también se tenía planeado  la captura de otros buques chilenos como  el vapor “Loa”. Los planes de campaña del corsario boliviano se consideraba  una tercera etapa dirigirse rumbo al sur  con destino Arica donde debía esperar dentro una semana la arribada del vapor “Rímac” convirtiéndose en la tercera presa del corsario boliviano. La imaginación planeada por las posibles correrías que la escuadra de los  corsarios bolivianos habrían presentado una campaña naval de enorme daño  a Chile por la posible perdida de sus buques,  después de ocupados territorios peruanos y bolivianos, lo cual perjudicaría en la logística al ejercito chileno como a la escuadra bloqueadora de  Iquique.

El gobierno peruano, conocedor que se estaba armando el corsario “Laura” en forma secreta y que se aprestaba a zarpar en cualquier momento, tomando en consideración que en el mes de marzo  Chile y Bolivia se encontraban de hecho en guerra, el Presidente de la República del Perú  hizo llamar  a Guillermo García y García  que había sido responsables como uno de los jefes de la empresa de armar el corsario boliviano, conminándolo a  desistir de la aventura y desarmar el vapor “Laura” de lo contrario si intentaba zarpar del  puerto del Callao, seria echado a pique por el monitor “Huáscar”. Frustrado el  plan de G. García y García y otros oficiales peruanos, decidieron que todo el material acondicionado en “Laura”  pase a la comandancia  General de la Marina   del Perú, en fecha 26   de junio de 1879, previo pago de  los víveres. A partir de esa fecha desaparece el “Laura” de las crónicas del Perú y Bolivia. Por lo que se deduce que la actuación del  corsario “Laura” bajo bandera boliviana o peruana ha sido insignificante o nula durante 1879-1880.

Reaparecerá  nuevamente en las crónicas el vapor “Laura”, al día siguiente  de la batalla de Miraflores que aniquilo prácticamente el poder militar del Perú casi a media noche del día 17 de enero de 1881, los buques de la marina de guerra peruana fondeados en el Callao comenzaron a ser incendiados y hundidos por sus tripulaciones para evitar que caigan en manos chilenas, siendo informado el Comandante en jefe de la escuadra  del Perú quien informaba por escrito  al Ministro de guerra sobre los restos de la escuadra en el que incluía una lista de los buques y lanchas a flote o hundidos en dicho puerto y su estado de los mismos, en la mencionada lista aparecía el vapor “Laura”, se decía que se encontraba con las maquinas en mal estado, el casco averiado, el 28 de febrero de procedieron al remate de las naves incluido el “Laura” siendo adjudicado en el remate a la firma Grace hnos.  En 1.500 $. Aquí no termina la historia del “Laura”, el 12 de julio de 1882 se desencadeno un fuerte temporal en la bahía de Valparaíso en Chile, produciéndose el hundimiento de varios buques y lanchas, Vidal Gormaz en su documentado libro dice “Los siniestros acaecidos en aquella fecha, se encontraba el vapor “Laura” que debido a la tormenta se fue a pique el 12 de julio de 1882. Se cierra la historia del vapor “Laura”, que fue habilitado con patente de corso legalizado con el Decreto supremo dictado por el gobierno de Hilarión Daza  el 26 de marzo de 1879. En conclusión  el corsario “Laura” nunca entre en acción de guerra del Pacifico, debido que no era del agrado de los países que dicen

Ser amigos de Bolivia.

*Corso: Campaña marítima a cargo de barcos mercantes o corsarios con patente, que actuaban espontáneamente o autorizados por sus gobiernos alejados de su base para perseguir a piratas o naves enemigas…

Un pensamiento en “CORSARIO LAURA

  1. Me fortalece esta parte de la historia tan vigente en la actualidad, nada es imposible ni invencible, más todavía a los que usurparon el mar y costas bolivianas , nuestra soberanía no se negocia , ninguna firma de gobiernos corruptos, no es valido, son ni mas ni menos complices de los usurpadores chilenos, y deben ir a la cárcel o el estado de Chile, debe restituir e indemnizar a l República de Bolivia, un país admirable a pesar que desde siempre se mofan de la bolivianidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s