SABER ENVEJECER


 

cabezera1.gif 

DECALOGO PARA SABER ENVEJECER

 

Mons. Joaquín Peñaloza  (MEXICO)

 

 

1.-       CUIDA TU PRESENTACION,  día tras día, arréglate como si fueras a una fiesta. Que más fiesta que la Vida. El peinado, la ropa todo atractivo, oliendo a limpio y a buen gusto. El buen gusto es gratuito, no cuesta nada. Que al verte se alegren tu espejo y los ojos de los demás.

2.-       NO QUEDES ENCERRADO  en tu casa ni en tu habitación. Nada de jugar al enclaustramiento o al preso voluntario. Saldrás a la calle o al campo de paseo. El agua estancada se pudre y la máquina inmóvil se enmohece.

3.-       AMARAS EL EJERCICIO FISICO  como a ti mismo. Un rato de gimnasia, una caminata razonable dentro o fuera de casa, abrir la puerta, regar las plantas, contestar el teléfono. Haz cualquier movimiento que te despegue de la cama o del sillón. Contra inercia, diligencia.

4.-       EVITARAS ACTITUDES Y GESTOS DE VIEJO  derrumbado, la cabeza gacha, la espalda encorvada, los pies arrastrándose. NO. Que la gente diga un piropo cuando pases. ¡ Que tiesito el señor ! ¡ Que altiva la señora !.

5.-       NO HABLARAS DE TU VEJEZ  ni te quejarás de tus achaques. Acabarás por creerte más viejo y enfermo de lo que en realidad estás. A la gente no le gusta oír historias de  hospital. Cuando te pregunten ¿Cómo estás? Contestarás que divinamente.

6.-       CULTIVARAS EL OPTIMISMO  sobre todas las cosas. Al mal tiempo, buena cara. Se positivo en los juicios, de buen humor en las palabras, de rostro alegre y amable en los ademanes. La vejez no es cuestión de años, sino un estado de ánimo. El corazón no envejece, el cuero es el que se arruga.

7.-       TRATARAS DE SER UTIL  A TI MISMO  Y  A  LOS DEMAS.  No eres un parásito ni una rama desgajada del árbol de la vida. Bástate hasta donde sea posible. Y ayuda. Ayuda con una sonrisa, un consejo, un servicio. Al abrirse a los demás dejarás de estar pensando en un YO angustiado y solitario. Solo cuando se abre la nuez  aparece la almendra.

8.-       TRABAJARAS CON TUS MANOS Y TU MENTE.  El trabajo es la terapia infalible. Cualquier actividad laboral, intelectual, artística. Haz algo, lo que sea lo que puedas. La bendición del trabajo es medicina para todos los males.

9.-       MANTENDRAS VIVAS Y CORDIALES RELACIONES HUMANAS. Desde luego las que se generan del seno del hogar integrándote a todos los miembros de la familia. Ahí tienes la oportunidad de convivir con niños, jóvenes y adultos, el perfecto muestrario de  la vida.  Luego ensancharás tu corazón a los amigos y a otras personas que conozcas.

10.-     NO PENSARAS QUE TODO TIEMPO PASADO FUE MEJOR. Deja de estar condenando tu mundo y maldiciendo el momento.  El anciano debe ser como una luna, un cuerpo opaco destinado a dar luz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s